Acabar la semana de trabajo el viernes sin tener idea de maquetar un texto y comenzar la siguiente el lunes  distinguiendo a simple vista los diferentes grupos de letras y sabiendo apreciar y aplicar las técnicas básicas del diseño, es el valor añadido que uno obtiene tras haber dedicado el sábado al curso “Recursos de diseño para la educación” preparado específicamente para profesores y docentes, pero válido para cualquier persona o colectivo profesional puesto que los contenidos impartidos trataban sobre la correcta utilización de tipografías, cajas, imágenes y la unión de todas ellas en un conjunto armónico.  Los asistentes al curso pudieron conocer de forma práctica y amena recursos novedosos, utilizar programas innovadores o trabajar con aplicaciones prácticas, en las que pusieron a prueba los conocimientos  adquiridos y los trucos y técnicas que les permitirán a partir de ahora, mejorar sus presentaciones, dar un aire elegante a sus trabajos, y alertar a sus alumnos de los errores que nunca deben cometerse cuando elaboren un curriculum o un trabajo de clase.
En este post pueden visualizarse algunos de los resultados obtenidos.